El intrépido coronel Martiniano Charras, comandante militar de Junín y fundador de General Pinto

Llegó a Junín en 1864.  Cuatro años después el entonces Presidente Domingo Faustino Sarmiento lo confirmaba en su cargo. Los desafíos que le proponía a sus soldados. Era un militar que pertenecía al partido unitario, estanciero de la zona norte de la provincia. Participó en la Guerra de Paraguay.



El 15 de marzo de 1864 fue designado Comandante Militar de Junín el coronel Martiniano Charras . Dicho militar fue designado como jefe de fronteras con el grado de coronel. El 11 de mayo de 1869, el coronel Charras se casó con doña Carmen Videla, de Junín, la que fallecería en 1880, en el cuartel 1 del partido.

Se cuenta que la intrepidez del coronel Martiniano Charras era proverbial y con frecuencia decía a los soldados: "Hagan fuego y diviertánse que que el enemigo sepa dónde estamos y no tenga que andar buscándonos".

El 21 de agosto de 1868, el Presidente Sarmiento le dijo: "Coronel conozco todos sus grandes hechos y aquí tiene la efectividad del grado de coronel que hace diez años se le debía haber dado"

El coronel Charras enfermó mentalmente en sus últimos años y falleció en la ciudad de Buenos Aires en 1894.

PERTENENCIA AL PARTIDO UNITARIO

Martiniano Charras (Salto, 16 de octubre de 1820 – Buenos Aires, 19 de septiembre de 1894) fue un militar argentino, de destacada actuación en las guerras civiles argentinas. Fundó las actuales ciudades de Rojas y General Pinto, en la provincia de Buenos Aires.

Fueron sus padres Francisco de Asís de los Santos Charras y Lorenza Justiniana Rodríguez. Martiniano Charras fue un estanciero de la zona norte de la provincia de Buenos Aires, que se unió al ejército del general unitario Juan Lavalle cuando éste invadió la provincia en 1840. Aportó caballos a las tropas unitarias, y las acompañó en su retirada tras el fracaso en la captura de la capital. Participó en la captura de Santa Fe y en la batalla de Quebracho Herrado. En esta batalla fue tomado prisionero y conducido a Santa Fe, pasando después a las fuerzas federales del después coronel Prudencio Arnold.

Desertó de las fuerzas federales cuando Juan Pablo López invadió la provincia de Corrientes, y se incorporó a las fuerzas del general Paz en esa provincia. Participó en las batallas de Caaguazú y en Arroyo Grande, para después unirse a la defensa de Montevideo contra el sitio que le impuso el general Manuel Oribe.

En 1845 regresó a Corrientes, donde se unió al ejército que organizaba Paz en esa provincia. Cuando Paz huyó al Paraguay, se unió a las fuerzas de Joaquín Madariaga, que fueron vencidas en la batalla de Vences. Allí fue tomado prisionero por Justo José de Urquiza, que lo incorporó a su ejército y lo salvó de la matanza de prisioneros que siguió a la batalla.

Formó parte del ejército que invadió el Uruguay en 1851 y al año siguiente participó en la batalla de Caseros. Formó en el ejército del Estado de Buenos Aires, y participó en las luchas contra los federales a partir de la revolución del 11 de septiembre de 1852, incluyendo las campañas contra Hilario Lagos y Jerónimo Costa, luchando en las batallas de San Gregorio y El Tala. Hizo la campaña de los hermanos Emilio y Bartolomé Mitre contra los indígenas del sur, y tras la derrota se distinguió en la organización de la retirada.

Participó en las batallas de Cepeda y Pavón del lado de los porteños y fue nombrado comandante de la frontera de Santa Fe con el Chaco. Más tarde fue enviado como comandante al fuerte de Junín, en Buenos Aires.

Al estallar la Guerra del Paraguay fue enviado al frente y combatió en algunas batallas.

El 15 de marzo de 1864 fue nombrado comandante militar en Junin. El 14 de setiembre del mismo año marchó de Rojas, a ocupar el punto de la nueva frontera llamado “Chañar”; habiéndole concedido el Gobierno Nacional, a solicitud del de la provincia de Buenos Aires, el 1º de febrero de igual año, permiso para fundar el pueblo de aquel nombre.

VER MAS SOBRE LA FUNDACION DE GENERAL PINTO HACIENDO CLIK ACA

El 8 de agosto de 1865 fue puesto en posesión del mando de la Frontera Sur de Santa Fe, con asiento en Melincué. El 4 de setiembre de este año, rechazó una indiada que había penetrado hasta aquel punto, a la que persiguió hasta los lugares denominados “Hinojo” y “Cañada del Zapallar.

Cuando, a fines de 1866, estalló en Cuyo la Revolución de los Colorados, fue enviado a órdenes de José Miguel Arredondo a enfrentarla. Más tarde pasó a órdenes de Antonino Taboada, a cuyas órdenes participó en la batalla de Pozo de Vargas. Taboada lo envió en persecución de Varela, pero éste lo venció cerca de San José de Jáchal.

En 1869 fue ascendido al grado de coronel y enviado a la frontera contra los indígenas. Ese mismo año, en Junín, el día 11 de mayo, contrajo matrimonio con la puntana Carmen Videla Valdéz, tuvieron tres hijas: Rosa (1872), Flora R. (1874) y Lorenza Celia (1876). Charras fundó un fuerte que se convirtiría en la ciudad de General Pinto. Al año siguiente participó en la guerra contra Ricardo López Jordán, pero no entró en batalla. Su casamiento fue registrado en la parroquia San Ignacio de Loyola, ( L3 acta 00050)

Participó en la revolución de 1874 a órdenes de Mitre y fue dado de baja. Fue reincorporado tres años después, pero no obtuvo mando de tropas. Participó en la revolución de Carlos Tejedor en 1880, y volvió a ser dado de baja. Fue reincorporado tres años más tarde e inmediatamente pasado a retiro.

El coronel Charras falleció en esta Capital, el 19 de setiembre de 1894 a las 08.25 a.m., habiendo enfermado mentalmente en sus últimos años. El Ministerio de la Guerra hizo colocar su cadáver en el nicho Nº 11 de la Sección Sur del Cementerio de la Recoleta.

El 15 de octubre de 1919 sus restos fueron trasladados al Cementerio del Oeste.

El 11 de mayo de 1869 contrajo enlace con doña Carmen Videla, en Junin (Buenos Aires), natural de San Luis, de 26 años, hija de Lázaro Videla y Josefa Valdés, puntanos. La esposa de Charras falleció el 1º de diciembre de 1880, en el cuartel 1º de Junin.

El teniente coronel Marcelino Reyes, en su “Bosquejo Histórico de la Provincia de La Rioja”, dice:

“El combate de “El Durito o Ciénaga Redonda”, como indistintamente es conocido, es una gloriosa acción de guerra para el entonces teniente coronel don Martiniano Charras, cuya reputación de bravo y denodado jefe en el arma de caballería dejó bien acreditada en las fronteras de la República en su lucha contra el salvaje, como jefe de la Frontera Sur de Santa Fe y Norte de Buenos Aires, o en los combates de la guerra civil, a la que concurrió formando parte del ejército de esta última provincia en sus luchas por la organización nacional.

Fuera de las acciones de guerra que se han citado, Charras se halló también en las siguientes: Los Ombúes, Vergara, Gualeguay, Las Raíces, Calchaquí, Laguna del Clé, Laguna de Andrio, derrota de La Paloma, Masa de Villagra, Albano, sorpresa de la división de Larramendia, retirada de los Chosmes, Rincón de Vergara, Arroyo del Palmar, Las Moscas, Chiuqeleofú, expedición a los Ranqueles, El Mate y campaña al Estado Oriental”

ADHESION 190 AÑOS DE JUNIN








































GRACIAS POR APOYAR LA DIFUSION DE LA HISTORIA JUNINENSE EN LA WEB
(Fuente: Manual de Historia de Junín - Autor: Roberto Carlos Dimarco - Año 1993)













Comentarios

Entradas populares de este blog

Línea de fortines a mediados del siglo XIX: Bragado

Crónicas del coronel Luis María Agüero: un militar del Federación que murió en la Guerra del Paraguay

Colegio San Carlos, el primer contacto de Escribano con la educación